No hacía ni 48 horas de su estreno en Aylesbury, ahora Aylesbowie, cuando estatua de David Bowie ha sido salvajemente vandalizada.

Pintadas como “Alimentad primero a los sin techo” o “RIP DB”, y las esculturas llenas de pintura blanca. Sin comentarios. Algunos voluntarios se han ofrecido a reparar el mal.

Ha sido en la noche del lunes cuando “Earthly Messenger” que así se llama la obra del escultor Andrew Sinclair, hecha en su estudio de Devon, ha sido estúpidamente ultrajada.

La estatua no está conformada de un Bowie sino de varios. Uno vestido como Ziggy Stardust en color, rodeado de otras encarnaciones de Bowie en bronce en clara referencia a los “changes”, los cambios con los que el músico distinguió constantemente su carrera.

Ahora ha quedado de esta triste guisa:

Volunteers cleaning the David Bowie Statue

Según ha indicado Helen Light, vecina del lugar:

“Los contribuyentes ahora pagarán por la limpieza, por lo que es el vándalo el que, irónicamente, le quitará dinero a las personas sin hogar”.

Idiotas hay en todas partes, pero los hay excesivamente idiotas, los que hacen el mal por el mal, si ton ni son.