Hace justo cuatro años, Whitney Houston fue encontrada muerta en la bañera de su suite en el hotel Beverly Hilton, en las vísperas de los Grammys del año 2012. Este es un glorioso recuerdo con su interpretación genial de I have nothing.