Un historia sobre el Mozart de las banda sonoras , que a sus 87 años , puede ganar su primer Oscar con Tarantino .-
La historia del cine mundial nos propone una serie de mitos intensos o la creación de parejas indisolubles, entre el cineasta y el compositor. Por ejemplo, Sergej Prokoviev- Serge Eisenstein ; Nino Rota- Federico Fellini ; Henry Mancini- Blake Edwards, Danny Elfman-Tim Burton y ,desde luego, - Sergio Leone.
Quintin Tarantino ha querido quebrar desde hace años la unión y cometer el delito del divorcio entre esos dos romanos , compañeros del colegio, y maravillosos amigos como Ennio y Sergio. Objetivo que ha conseguido , según se evalue, con la irregular “The Hateful Eight” .Por fín,el maestro Morricone , tras doscientas veinte bandas sonoras y series de televisión, puede ganar su primer Oscar. El que tiene es sólo honorífico. Una vergüenza. Por lo menos, ya está nuevamente nominado. La quinta vez.

LONDON, ENGLAND - DECEMBER 09:  Quentin Tarantino and Ennio Morricone pictured inside the control room at Abbey Road Studios ahead of the Live to Lathe Limited Edition Recording of the H8ful Eight Soundtrack on December 9, 2015 in London, England.  (Photo by Kevin Mazur/Getty Images for Universal Music) *** Local Caption *** Quentin Tarantino; Ennio Morricone

El caso de Ennio Morricone es único en la historia de la música. Su influencia ha sido y es tan brutal ,que tuve hasta una conversación con Thom Yorke, el cantante de Radiohead, en Bilbao, sobre el gran maestro . Thom me aseguró que durante las sesiones del enorme álbum “OK Computer”, el grupo , desde luego, escuchaba “Ummagumma” de Pink Floyd, pero para construir la mayoría de las melodías, el líder de Radiohead no paraba de escuchar la música de Ennio Morricone , desde “El Bueno,el feo y el malo” hasta la música que había hecho para las películas de Warren Beatty. The Edge contó que “Magnificent” del álbum de U2, “No line on the horizon” es un homenaje a Morricone. Matt Bellamy confesó que su “Knights of Cydonia” es un hijo bastardo de l “Hombre con armónica” de “Era una vez en el Oeste” de Sergio Leone, justo la banda sonora favorita de “il maestro Ennio” . Hasta el Real Madrid utiliza el tema central de “Erase una vez en el Oeste “ para guardar un minuto de silencio en el Santiago Bernabeu.

519AIPXRqGL._SL500_AA280_
Por preguntar y preguntar sobre Morricone lo hice hasta con Roger Waters de Pink Floyd , que cantó el maravilloso “Lost London Boys Calling” del film “La leyenda del pianista 1900” , la película del gran Giuseppe Tornatore, porque “el maestro” , muerto su amigo del alma Sergio” se ha refugiado en la sensibilidad del mago Tornatore.
Quizá ese maravilloso “Lost London boys calling “ que el ex-bajista de Pink Floyd cantó para “La leyenda del pianista” es el tema que más y mejor ha penetrado en mi almacén de todas sus canciones cinematográficas. Tal vez sea el mejor tema escrito para una melodía principal de una de las películas de Morricone. Por el simple hecho, de que “il maestro” había sido un fan de Pink Floyd y quiso que fuera como un tema de similares cadencias armónicas a las del grupo británico.En una larga conversación con Roger Waters, de camino a su peregrinación para jugar al golf en Sotogrande, le pregunté por su canción para Morricone. Esbozó una pequeña sonrisa y dijo:” es un genio, un maravilloso signore y un ser humano maravilloso”. Me contó que no tuvo ningún problema para escribir la letra y llevar el tema de el maestro hacia el terreno de Pink Floyd. Cada vez que la oigo se me encoge el alma. Se lo dije a Waters y se lo dije a “el maestro”.

Esta es la canción:



PARANINFO DE ALCALA DE HENARES.-

A comienzos del mes de junio del año 2001, cuando el propio mundo es delirante en veleidades, me tocó ser el “padrino” del mismísimo Ennio Morricone, en el claustro de la Universidad de Alcalá de Henares, con el homenaje que le tributó la AIE.
Durante tres días compartimos muchas horas en Madrid , entre almuerzos y cenas inolvidables. Un maravilloso Ennio siempre “gentlemen”, siempre considerado , cariñoso con su esposa Maria Travia, con la que comparte su vida desde hace más de cincuenta años.
Y le conté la historia que me contó Thom Yorke . Ennio, por supuesto, no conocía quienes eran Radiohead. Pero le llegué a convencer que se trataba de un grupo con enorme prestigio en el mundo del rock.
Me sorprendió sus conocimientos sobre la música pop . Era un enamorado de las grandes estrellas de los años sesenta cuando era joven y me aseguró que escuchó todos los discos” de los Beatles, los Kinks, los Who y hasta los Moody Blues. Durante la ceremonia en el paraninfo de la Universidad de Alcalá de Henares dije que Ennio Morricone , simplemente, era el Mozart de las banda sonoras . Le debió gustar mucho, porque me tomó un cariño inusitado. Me preguntó hasta cuantos discos podía producir al año y le contesté que como mucho, cuatro. Ante mi asombro , me contestó que eso lo que tenía hacer hasta de junio al afín de año . Cuatro nuevas bandas sonoras.
Me quedé perplejo y empecé a preguntarle como lo conseguía , como las escribía. Con ciertos ritmo cansino me contestó que suele escribir por la mañana. ¿Como que escribir?. Ennio no necesita ni una piano cerca. Escribe y escribe la partitura , con sólo tres “leit motiv” que le han dado de la película. Así de fácil, así increíble , con su primorosa y asombrosa inspiración .
Ennio vive cerca de la plaza de España en Roma, pero no le gusta mucha salir de su piso romano. Se siente tan romano que es es un tifoso comprometido de la Roma , pero con un amor exagerado. Me llegó a decir que Fabio Capello era el Mozart del fútbol, por el título que logró con su equipo favorito. Pero me confesó que su amigo Sergio Leone había sido todavía más tifoso que él . Y me demostró que ser romano es ser diferente. En todos los sentidos . Es una forma de ser.
Me contó varias consideraciones sobre las bandas sonoras que jamás he olvidado.

ENNIO MORRICONE- JULIAN RUIZ

Me aseguró que él nunca escribe bandas sonoras, como vulgarmente se dice, sino “música para el cine” y me recalcaba que sólo la buena música puede certificar la visión de un film, como si se tratara de una “opera”, pero cinematográfica. No se daba tanta importancia , porque pensaba que una buena película funciona, aunque tuviera una mala música , pero desgraciadamente para sus sentidos , pensaba que una buena música no podía arreglar una mala película.

UN ALBUM INEDITO.-

La última vez que le ví, Ennio me sorprendió , porque me pidió con cierto sigilo: ”¿Me podrías dar un álbum de ese grupo del que me has hablado ?”. Por supuesto que se lo mandé. A cambio, me envió desde Roma un álbum , un doble CD, con el titulo único de Ennio Morricone , que incluía temas selectos de sus bandas sonoras que no se han comercializado , como “Teorema” de Pasolini o el “Galileo” de la Cavani. Ni que decir tiene que lo guardo como oro en paño. Me dijo que ese álbum doble lo había producido y editado él mismo, porque era trabajo que le gustaba mucho y que no se podía perder sólo , acurrucado en esas películas. Dentro del disco había una nota que decía: “Gudieli saluti”. Ennio Morricone. Todo lo guardo como si fuera la bendición de un genio.

ennio-morricone
Ennio tiene en la actualidad 87 años .Se conserva maravillosamente bien- ni fuma ni bebe- y lleva 56 años con la misma mujer. Es absolutamente sorprendente que no haya perdido nada, absolutamente nada de su curiosidad por el pop.Guarda casi intacta su capacidad de sorpresa. Por eso quizá siquiera entienda él mismo como ha podido trabajar al fin con Tarantino , cuando siempre decía que le aterrorizaba la violencia, la sangre de ese “loco” del cine. Quizá lo más racional de “Los odiosos ocho” sea la magia generosa y tranquila del maestro Morricone.

The_Hateful_Eight_Soundtrack