Este es el primer tema de The Coral , nada menos que en seis años, donde vuelven al mundo de la psicodelia.